Si estás pensando en hacer un viaje a Marrakech pero no tienes mucho dinero ni mucha idea sobre cómo organizarlo, esta guía va a eliminar de un plumazo todas tus preocupaciones. O al menos esa es nuestra intención. Con este post nos hemos propuesto dos objetivos:

  • Darte el impulso y la motivación que necesitas para preparar tus maletas y lanzarte a la aventura.
  • Disipar cualquier duda que tengas sobre este viaje.

Si tienes una pasión sin límites por conocer otras ciudades, gentes, comidas, montañas, atardeceres, lagos, cascadas, experiencias, caminos y todo lo que hay que ver y sentir de otras culturas… En este post te traemos un poco de todo eso, pero en versión marroquí.

Parte 1 | Vuelo + Riad

El vuelo de ida y vuelta para nuestro viaje a Marrakech desde Sevilla nos costó 80€ por persona. Lo encontramos en Skyscanner, un comparador de precios online que siempre usamos en nuestros viajes y que es muy, muy potente. Volamos con Ryanair.

Con respecto al alojamiento, decidimos dormir en un riad en vez de en un hotel. Además de ser más baratos, los riads son también mucho más auténticos. Son casas típicas marroquíes con un patio en medio y suelen tener varios pisos y una terraza en la azotea, en la que por lo general encontrarás sillas, mesas, sofás y un montón de plantas.

Nosotros pagamos 30€ por persona por las 4 noches que pasamos en Marrakech, con desayuno incluido. El riad en el que estuvimos se llama Al Tainam y está bastante cerca de la plaza de Jamaa el Fna, el centro de la vida pública de los habitantes de Marrakech.

Cuando visites esta plaza, no olvides probar los zumos de naranja naturales que venden en un montón de puestos callejeros. Son típicos y suelen estar muy, muy ricos.

Con respecto al riad, puedes encontrarlo en Booking, donde además te regalamos 15€ por ser nuestro seguidor si haces la reserva desde nuestro enlace. Este descuento lo tienes para este o para cualquier otro alojamiento del mundo.

Lo que más nos gustó de este riad fue:

  • El desayuno con café, té, mantequilla, mermelada y diferentes tipos de pan marroquí.
  • El edificio en sí por dentro, con un patio central con piscina y una azotea chulísima.

Parte 2 | Viviendo Marrakech

En el segundo día de nuestro viaje a Marrakech visitamos el zoco, el lugar donde los marroquíes hacen sus compras y donde los tenderos intentan hacer negocio con los turistas.

Además, conocimos cómo trabajan los bereberes curtidores de pieles. Hay que verlo, pero te advertimos que el olor es tan desagradable que casi no te dejará respirar. ¡Menos mal que te dan una ramita de menta o hierbabuena a la entrada!

Sin duda, una de las cosas que más nos llamó la atención de este viaje es la cantidad de olores diferentes con los que puedes encontrarte. Especias de todo tipo, perfumes naturales, comida a la brasa, inciensos, infusiones… Es una pasada.

Lo mejor de este día fue alejarnos de la parte turística y conocer a nuestro amigo Molae, un marroquí que tiene una tienda de especias en el zoco y que nos acercó a las verdaderas costumbres locales de Marrakech.

Nunca antes habíamos comido garbanzos especiados con las manos ni sabíamos nada acerca de cómo los bereberes mezclan el té. ¡Y es que está claro que, si tienes el alma viajera, nunca te acostarás sin saber una cosa más!

Parte 3 | Ruta en 4x4 por las montañas

Cambiamos el asfalto de la ciudad por las montañas. Esta ruta en 4x4 es súper recomendable. En el recorrido nos acompañó Moustapha, un joven bereber que nació en el desierto. Fuimos a una aldea donde nos invitaron a té y a galletas caseras, montamos en camello y conocimos las cascadas cerca del Valle de Ourika.

Nos sorprendió mucho también la visita a la cooperativa de mujeres que fabrican aceite de argán ecológico. Utilizan una técnica milenaria para moler los frutos y fabricar lo que ellas llaman “oro del desierto”.

Y por supuesto, flipamos de nuevo con la comida. Probamos el tajín de verduras, un plato típico de la cocina del norte de África que se sirve en un recipiente de barro cocido. También está buenísima la ensalada marroquí con tomate, pimiento, aceitunas negras y especias, y el cuscús con pollo y verduras. ¡Para chuparse los dedos!

Parte 4 | Tumbas Saadíes y Mezquita Kutubía

En nuestro último día visitamos la Mezquita Kutubía, la más importante de Marrakech y una de las más importantes del mundo cuando se construyó en el siglo XII.

También conocimos las Tumbas Saadíes, uno de los lugares más visitados de Marrakech. Son de finales del siglo XVI y están localizadas en un jardín cerrado al que se accede a través de un pequeño pasillo.

En el mismo jardín se pueden ver más de 100 tumbas decoradas con mosaicos. En ellas están enterrados los cuerpos de los sirvientes y guerreros de la dinastía saadí. 

El edificio más importante de las Tumbas Saadíes es el mausoleo principal, donde está enterrado el sultán Ahmad al-Mansur (el creador) y su familia. El mausoleo consta de 3 habitaciones, y la más conocida es la de las doce columnas. 

Antes de irte, déjanos tu opinión. ¿Qué te han parecido nuestros vídeos? ¿Has estado alguna vez en Marrakech o en algún otro lugar de Marruecos? ¡No te vayas sin dejar tu huella! Amamos los comentarios y los leemos y contestamos todos. ¡Hasta pronto!

Somos Antonio y Teresa. Vendemos productos con marca propia en Amazon y sentimos debilidad por los viajes y la fotografía. Hemos vivido como nómadas digitales durante 6 meses recorriendo el mundo y actualmente tenemos varios de nuestros productos en el Top 100 de ventas de Amazon. También formamos parte de la academia Imperio eCom, con la que ayudamos a otros emprendedores digitales.